Ebrard, ¿defensor de derechos humanos?

“Ya lo están robando”

Uno de los testigos declaró que él corrió por la calle y al llegar a la esquina escuchó detonaciones y la voz de Josué Ulises Banda que decía: “ya estuvo, ya estuvo, ya me diste, apunten el número de la patrulla”. El testigo observó que el vehículo oficial estaba estacionado detrás del coche de Josué y que uno de los agentes lo subía aplicándole la llave china. Posteriormente, el cuerpo sin vida del joven menor de edad fue hallado en las calles de Avena y Brea, colonia Granjas México. ¿La causa? Josúe había ido con sus amigos a una vinatería, vio que en la calle dos policías registraban las bolsas del pantalón de un señor y les gritó: “ya lo están robando”.

Este testimonio forma parte de la Recomendación 1/2004, que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) dirigió en abril del año en que se indica a Marcelo Ebrard Casaubón, cuando era secretario de Seguridad Pública. Sin embargo, crímenes como siguieron sucediendo. En su informe anual de labores presentado en abril de 2011, la CDHDF afirma que en el Distrito Federal no se han erradicado las ejecuciones extrajudiciales, la desaparición forzada y la tortura, debido a que permanecen “enclaves de autoritarismo”.

Junto con esa recomendación se presentó también la 2/2004, en la que una victima relata: “Eran policías de Seguridad Pública. Agarraron a Rodrigo. No quería. Yo me acerqué. Me agarraron por detrás. Yo estaba tranquilo porque no había hecho nada. Entonces nos metieron a los dos a la patrulla. Comenzó a avanzar la patrulla y Rodrigo les dijo que les iba a dar para el refresco, pero que lo dejaran, pero los policías no quisieron. Siguieron avanzando y me bajaron a mí a golpes, por el metro Potrero, y uno de los policías me da una patada en la cara —señalando la barbilla—. Yo no me opuse nada, me aventó en el pasto a golpes y cortó cartucho con el arma y con la misma me dio unos ‘puntazos’ en el pecho, por lo que yo no me pude mover me dijo que me iba a cargar la chingada y que me iba a romper la madre, yo me bajé, me percaté que Rodrigo se había quedado en la patrulla, a él no lo bajaron junto conmigo, pero cuando me pude levantar, le grité y comencé a buscarlo, y no lo encontré. Entonces, como ya no me quedaba otra, yo me regresé a la obra donde yo me quedaba a dormir. Estuve esperando toda la noche a que llegara, pero nunca llegó… El martes seguimos buscándolo y otra vez fuimos a la Delegación y no lo encontramos, hasta que fuimos al Semefo [forense], y ahí lo encontramos, pero ya estaba muerto”. ¿La causa? Los policías le pidieron al taquero que “se mochara”, y como no quiso, detuvieron arbitrariamente a estos comensales para robarles dinero.

Rodrigo murió atropellado cuando recuperaba el conocimiento, luego de una golpiza y haber sido tirado en un camellón, de manera similar al mexicano de origen nigeriano Isaac Chinedu Nwachukwu, quien falleció el 11 de mayo de 2011 también arrollado tras haber sido golpeado por seis policías. Su viuda ha iniciado una campaña para dar a conocer que Isaac fue víctima de discriminación y brutalidad policiaca por el color de su piel —“pinche negro”, le decían mientras lo golpeaban—, pues continuamente era detenido por su aspecto físico e inclusive pasó dos años en prisión acusado falsamente de narcomenudeo hasta que fue absuelto.

No sólo siguen sin erradicarse estas violaciones graves a los derechos humanos cometidas por servidores públicos del Gobierno del Distrito Federal (GDF), sino que se han incrementado anualmente, de manera constante, las quejas en todos los tipos de violaciones presentadas en la CDHDF durante la jefatura de Ebrard Casaubón.

Recomendaciones acatadas, pero no cumplidas

Lo que hace más evidente esta falta de compromiso de parte de las autoridades para abatir las violaciones a los derechos humanos de las que son responsables, es que de su parte hay un franco desdén para aceptar las recomendaciones que les dirige el ombudsman de la capital, así como para cumplir los puntos que de cada una han aceptado atender. El jefe del GDF ni siquiera asistió a la presentación pública del informe anual de la CDHDF el 30 de mayo. Durante la administración que inició en diciembre de 2006 hasta marzo de 2011, el GDF había recibido 79 recomendaciones de la CDHDF y sólo cumplió cabalmente con 11. Del total, la autoridad ha aceptado cumplir 45, de manera parcial 30 y cuatro no las aceptó. Hasta junio de 2011 permanecían 68 bajo seguimiento del ombudsman.

Los pendientes y negativas llegan a tal punto que el Consejo de la CDHDF, exhortó a diputados y diputadas de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), el 26 de abril del año pasado, para que a su vez soliciten a las autoridades correspondientes del GDF que acepten todos los puntos de las recomendaciones que les ha dirigido y no sólo una parte. Esto se debe, según el boletín 128/2011 de la CDHDF, a que “hay funcionarios públicos que aceptan a modo los puntos recomendatorios que no les confrontan con su condición de violadores de derechos humanos, negándose a la reparación del daño, y arguyendo posiciones jurídicas arcaicas, formalistas y contrarias a los derechos humanos”. Por ejemplo, de la oficina de Ebrard, la Jefatura de Gobierno, hay un rezago de 51 puntos recomendatorios sin cumplir, de un total de 98.

Policía Matute

“De las y los jóvenes desalojados de la discoteca”, 102 fueron trasladados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) a sus cuarteles y a agencias del Ministerio Público, “supuestamente con el carácter de víctimas o testigos del delito; sin embargo, en instalaciones de la SSP se les retuvo, se les marcaron números con plumón en el dorso de la mano, se les fotografió y se les recabaron sus nombres y domicilios, entre otros datos. Además, algunas mujeres señalaron haber sido desnudadas en agencia del Ministerio Público ante un médico y otros hombres para certificar su estado físico”.

Lo anterior es parte del informe de la CDHDF sobre los acontecimientos en la discoteca News Divine en junio de 2008, en el cual se menciona que “los elementos de la SSP, en general y prácticamente de manera continua, insultaron, manosearon, golpearon e infligieron malos tratos a varios de las y los jóvenes”, que  les robaron sus pertenencias, faltaron al respeto a sus familiares, les arrojaron gas y maltrataron de varias maneras más. La CDHDF recibió la queja de “Persona 6”, quien vio a dos jóvenes “tirados en el suelo, al parecer desmayados, por lo que solicitó a paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas que se encontraban en el lugar los atendieran; en respuesta uno de ellos le indicó que tenían órdenes de sus superiores de no atender a nadie”.

Pues bien, las redadas, que se hicieron notorias con motivo de la tragedia en este lugar de entretenimiento para jóvenes, han formado parte de una política pública de seguridad violatoria de las garantías individuales instituida por el propio Marcelo Ebrard cuando era secretario de Seguridad Pública, según se puede constatar por la Recomendación 6/2004 que la CDHDF le envió en junio del año que indica. En ella se leen hechos como el siguiente:

“El 17 de febrero de 2004, su hija Nancy López Mendoza, se encontraba en un vehículo, acompañada de su novio Edgar y un amigo de ellos de nombre Ulises, cuando fueron interceptados por varios elementos de la SSP, quienes hacían un operativo dentro de las inmediaciones de la Delegación Miguel Hidalgo”.Fueron golpeados, torturadosseveramenteyamenazadospara que declararan sobre unos paquetes de droga. “A Nancy la subieron a un camión blanco, donde la mantuvieron encerrada por más de seis horas, metiéndole su cabeza a un bote con agua, a efecto de que aceptara todos los cargos que le imputaban e incluso fue objeto de abuso sexual y de insultos, y fue amenazada de que si denunciaba a los policías tomarían represalias contra su familia.” Junto con esta queja se acumularon otras 78 para formar un solo expediente en la CDHDF, en el que se da cuenta de que los Grupos Operativos Especiales de la SSP entraron con violencia a domicilios sin orden de autoridad competente, “amenazaron, amagaron, insultaron, golpearon y manosearon”, incluyendo a menores de edad; también robaron joyas, teléfonos, dinero y enseres electrodomésticos.

De este expediente se derivó la Recomendación 6/2004 presentada el 19 de agosto, la cual solicita a Marcelo Ebrard Casaubón que se abstenga de realizar operativos “que no se contemplen en el marco jurídico” y “de implementar las recomendaciones propuestas por el Grupo Giuliani Partners” —la firma del ex alcalde de Nueva York de ese apellido, que se hizo famoso por su tolerancia cero. La recomendación fue aceptada parcialmente por él y sigue sin concluir.

Tendencia en violaciones a los derechos humanos

cometidas por servidores públicos del GDF

Año

Total de quejas calificadas

Quejas por violaciones a la integridad personal

Expedientes por violaciones graves

2007

7,044

567

75

2008

7,211

996

100

2009

7,760

905

136

2010

8,225

1,121

198

Según datos de los informes anuales de la CDHDF de 2007 a 2010

Expedientes por violaciones graves a los derechos humanos cometidas por servidores públicos del GDF

Año

Tortura

Desaparición

forzada

Ejecuciones extrajudiciales

2007

54

16

5

2008

75

20

10

2009

97

25

7

2010

159

28

11

Totales

385

89

33

Según datos de los informes anuales de la CDHDF de 2007 a 2010

Recomendaciones dirigidas a las autoridades del GDF

por violaciones a derechos humanos, 2007-2011

 

Total

Dirigidas

Aceptadas

 

Aceptadas parcialmente

No aceptadas

Concluidas*

 

Sujetas a seguimiento*

Cantidad

79

45

30

4

11

68

%

100

57

38

5

14

86

Cálculo con información de la Dirección Ejecutiva de Seguimiento a Recomendaciones de la CDHDF de(véase http://www.cdhdf.org.mx), actualizada a marzo de 2011

* Suma de las no aceptadas y las que se han cumplido cabalmente

** Cumplidas parcialmente

Caravana con sombrero ajeno

Si bien el pasado 15 de mayo la Fundación City Mayors entregó a Marcelo Ebrard el galardón World Mayor Prize como mejor alcalde del mundo, por “abanderar derechos de la mujer y de las minorías”, además de “ser un defensor y activo promotor en asuntos de materia ambiental”, la despenalización del aborto en el Distrito Federal no es un logro de su gobierno, sino de la ALDF, con la votación a favor de 46 diputados y diputadas de los partidos ahí representados con excepción de los de Acción Nacional, en la sesión del 24 de abril de 2007.

En realidad la influencia de Ebrard sobre la diputación que votó a favor es muy reducida, puesto que las corrientes de izquierda allí representadas, las más fuertes y numerosas, guardan afinidad y lealtad en primera instancia a Andrés Manuel López Obrador, y otros más a Jesús Ortega. El tabasqueño fue en realidad quien permitió la aprobación de esta reforma al no haber dado línea al respecto.

Días antes, Marcelo Ebrard fue cuestionado por la prensa si estaba a favor de la reforma para despenalizar el aborto, a lo cual respondió que su posición era “apoyar” la decisión que tomasen los asambleístas, cualquiera que fuese, la cual era congruente con los antecedentes recientes, dado que como jefe de Gobierno no ejerció su facultad para presentar iniciativa  al congreso local sobre el particular. Tampoco lo hizo la diputación de su partido, el de la Revolución Democrática, pues el dictamen que se votó fue el correspondiente a dos proyectos de decreto, uno presentado por Armando Tonatiuh González Case y Jorge Carlos Díaz Cuervo, de los partidos Revolucionario Institucional y Socialdemócrata, respectivamente.

Asimismo, la iniciativa del matrimonio igualitario, es decir entre personas del mismo sexo, es de la autoría del diputado David Razú Aznar, presentada el 24 de noviembre de 2009. En el caso de su antecedente, la iniciativa que permitió las sociedades convivencia, fue presentada en octubre de 2006 por el socialdemócrata Díaz Cuervo con el respaldo de 41 asambleístas.

Ebrard y Giuliani

Anuncios