Meritocracia y rebelión de las élites

La nueva clase está formada por analistas simbólicos, aquellos que viven en un mundo de conceptos y símbolos abstractos, interpretación y despliegue de información simbólica. Las nuevas élites están integradas por los directivos de las corporaciones y los profesionales de la información. En contraparte, la vieja clase es la de los trabajadores de producción rutinaria, es decir, aquellos que realizan tareas repetitivas de poco control sobre la producción. Su poder se basa en su inteligencia y se debe a su propio esfuerzo, más que a la herencia. Se trata de una aristocracia del talento y no de la riqueza.

En el nombre del pueblo

Populismo, premodernidad y posdemocracia A diferencia de la mayoría de los libros sobre política que se encuentran en el mercado, En el nombre del pueblo se trata de una obra que no busca el fácil éxito comercial a partir de una coyuntura, ni obediencia a una consigna partidista como las que suelen darse cuando hay…

Legitimidad sin legalidad

Dilemas de la transición El problema de la legitimidad tiene como imagen ilustrativa para su discusión la del presidente electo Felipe Calderón en el momento en que toma protesta de su cargo como presidente (legal) constitucional, en medio de una protesta impugnatoria al proceso y resultado de su elección. Sin embargo, no cabe circunscribirlo sólo…