Capitalismo y moral en la búsqueda del sentido

El capitalismo no es moral ni inmoral, es radicalmente amoral puesto que pertenece a un orden técnico limitado por la frontera entre lo posible y lo imposible, distinto al orden de lo bueno y lo malo. Por tanto: “¡no esperéis que el mercado sea moral por vosotros!”, exclama el filósofo francés André Comte-Sponville, al responder…